Recuerdos de un día de buena pesca, menudo siluro…

Corría el 30 de enero, fue algo extraordinario, eran las 5 h de la tarde cuando un magnifico ejemplar quiso adueñarse de nuestro señuelo. Fue ahí, cuando en nuestras habilidades supimos que no era una simple enganchada. Mi amigo Fonta gritó, «ala que peazo bicho» y yo Morenin dije es aparentemente es más grande que tu. Tras una larguísima pelea del bicho con nosotros y después de una hora le vimos el morro, uno tiró de la caña, otro le arrimaba a la orilla y en cuanto pudimos, en las agallas metimos la mano. Y ahí por fin se demostró … Sigue leyendo Recuerdos de un día de buena pesca, menudo siluro…