Hacemos turismo rural, ¡viaja con nosotros!

Matanza del cerdo, tradición de Extremadura, cebar el cerdo 1/8

By

Ene 19, 2017 Tradición y Cultura , , , , , , , , , , , , , , , 2 Comments

La matanza del cerdo es una tradición rural muy  arraigada en Madrigal de la Vera, un pueblo al norte de Extremadura de la Comarca de la Vera Alta en Cáceres a la falda de la Sierra de Gredos.

La matanza constituía un acontecimiento social y familiar de primera índole. Es una pena que se esté perdiendo esa costumbre.

Antiguamente y actualmente los mayores escogen los días fríos con poca humedad y de heladas matutinas para que los embutidos, salchichón chorizos y morcillas se sequen bien.

A cada cerdo le llega su San Martín. foto antigua

Se cogen días en que puedan reunirse muchas manos, en Madrigal de la Vera se aprovechan las vacaciones y fines de semanas tranquilos y frío para hacer la matanza en  familia.

Y si uno no tiene matanza siempre hay un amigo que la hace.

Cebar el cerdo extremeño

 

En diciembre, con las bajas temperaturas, llegaba la hora de la matanza, pues las heladas eran las idóneas para curar adecuadamente la carne y los embutidos.

La participación de todos los parientes en el trabajo de despiece y embutido de la carne reforzaba anualmente los vínculos de parentesco familiar.

Había la costumbre de cebar un cochino para un hijo recién casado.

Se da el dato curioso de que sólo en dos ocasiones se reunía la familia casi al completo: bodas y matanza, supeditándose la fecha elegida para matar a la disponibilidad de unos y otros.

 

 

Pero para llegar a ese punto hemos tenido diez meses ante nosotros desde que hemos comprado el cochinillo recién destetado hasta la hora final.

El cerdo se adquiere siendo un lechón en primavera y es cebado o engordado en la zahurda o zajurda con bellotas, frutas, patatas cocidas, mondajas, tomates, maíz, harina de trigo o cebada , productos del campo y sobras de las comida de casa. También se le ayudaba con pienso.

Con el tronco de un árbol se hace el pesebre donde se sirve la comida de los cerdos, últimamente se  hace de cemento para limpiarlo mejor. El estiércol de la zahúrda o pocilga se suele limpiar a menudo.

Con esa buena alimentación suelen alcanzar los 200 kilos de peso, nuestros mayores lo medían en arrobas.

Además criar un cochino aseguraba una fuente de proteínas durante buena parte del año.

 

Dichos y refranes

Un dicho popular dice: “Del cerdo me gustan hasta los andares” y es que no sólo se aprovechaban jamones, paletas y lomos, sino todas y cada una de sus partes.

  • A cada cerdo le llega su San Martín.
  • Por San Martino mata la vieja el cochino.
  • Por San Andrés, toma el puerco por los píes; si no lo puedes tomar déjalo para Navidad.
  • Por la Concepción mata tu cebón.
  • Por San Martino, mata el pobre su cochino; y por San Andrés, el rico los tres.

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete a nuestra lista de correo para mantenerte informado puntualmente de las novedades, eventos y actividades en Madrigal de la Vera y alrededores.

Quiero suscribirme


Comments

Dejanos un comentario, ¡hagamos que esto crezca!

A %d blogueros les gusta esto: